La madera

Todo producto que utiliza madera como materia prima debe ser tratado con celo, tratando de mantener su aspecto original por tanto tiempo como sea posible. Aprenda más sobre sus muebles de descanso para garantizar su durabilidad.

La madera es un producto natural, “tiene vida”. Al ser expuesta a los cambios de clima (sol, lluvia, aire seco y húmedo, calor y frío) es normal que ocurran fisuras y se torne áspera. Los productos BUTZKE son elaborados manteniendo la humedad de la madera en un porcentaje adecuado para mantener el equilibrio entre las retracciones debido al sol y al aire seco y la exposición debida a la lluvia y al aire húmedo.

En caso de que su mueble fuera expuesto por un largo periodo a solo una de las situaciones extremas del clima, habrá un desequilibrio en el comportamiento de la madera. Evite dejarlo expuesto al aire libre por largos periodos de tiempo. El contacto excesivo en el sol provoca retracciones y rayones, pandeando las tablas más grandes y aflojando los tornillos.

En caso de contacto excesivo con la lluvia, la madera puede expandirse, desalineando la unión de las piezas que tienen fibras en sentidos opuestos, causando esto dificultad de ensamble o articulación.

Para productos con acabado Polisten, la lluvia puede causar perdida de pigmentación a la madera. En caso de que el mueble este sobre un tipo de piso poroso, pueden ocurrir manchas que tienden a desaparecer naturalmente con la lluvia y el sol o después de algunas lavadas.

Las variaciones de tonalidad y textura no son un defecto, pero si características de los productos naturales. Con el paso del tiempo, la madera puede adquirir una tonalidad ceniza. Madera con acabado Polisten original de fábrica Madera después de algún tiempo sin mantenimiento Madera después del mantenimiento

Para el mantenimiento y limpieza del mueble en acabado Polisten nogal o jatoba siga los siguientes pasos:

Aplicación de Polisten

  • Lave su mueble con agua y jabón neutro (se puede utilizar un equipo de lavado a chorro)
  • Seque completamente. Si fuere necesario, lijar con una lija fina.
  • Humedezca un paño o brocha con el polisten y aplique sobre la superficie de madera.
  • Retire el exceso con un paño seco.
  • Si es necesario limpie la superficie con una esponja abrasiva.

Si utiliza los muebles para interior es posible alterar la terminación, utilizando barniz o laca.

Es muy importante recordar:

  • La madera es un producto natural y tiene vida.
  • Con el sol, lluvia, aire seco y húmedo, calor y frío es normal que sufra fisuras.
  • Variaciones de tonalidad y textura no son un defecto, y sí características de productos naturales.
  • Evite dejarlo expuesto al aire libre por largos periodos de tiempo.
  • El contacto excesivo con el sol provoca retracciones y grietas en las tablas mayores, además de aflojar los tornillos.